La cirugía de manga gástrica es un procedimiento quirúrgico que sirve para ayudar a bajar de peso a las personas que tienen obesidad mórbida y a las cuales no les ha funcionado ningún otro tipo de procedimiento más conservador, como puede ser el ejercicio, los medicamentos para bajar de peso o las dietas.

En la cirugía de manga gástrica, el Médico Cirujano extirpa una gran porción del estómago, dejando al estómago ya reducido con el tamaño de una banana, por lo que se limita la cantidad de alimento que el paciente puede ingerir, ya que se siente más satisfecho consumiendo pequeñas cantidades de alimento en cada comida.

El tubo gástrico como también se le conoce, ayuda a mejorar la calidad de vida del paciente, ya que no ayuda únicamente a la reducción del peso y volumen corporal, sino que además favorece el que mejore la autoestima de la persona que se realiza este procedimiento quirúrgico, ya que se ve distinta no solo por fuera, sino desde su interior, debido a que la comida ya no es quien domina su vida.

El procedimiento de la manga gástrica consiste principalmente en reducir la capacidad que tiene el estómago, al seccionar y disminuir el volumen que tiene originalmente. Al reducir el enorme tamaño del estómago de una persona con obesidad mórbida, se permite que ingiera menos cantidad de comida, por lo que comienza a bajar de peso, conservando intactas sus funciones digestivas.

Tras la cirugía de manga gástrica, los pacientes sienten una total eliminación del ansia por comer, no tienen un impulso descontrolado por la comida como antes de la cirugía, lo que los ayuda a bajar rápidamente de peso, sin sentir ansiedad, ni hambre.

Lo mejor de la cirugía de manga gástrica, es que además de ayudar a los pacientes con obesidad mórbida a bajar de peso y mejorar considerablemente su autoestima, también favorece el que mejore su salud considerablemente, esto debido a que se reducen los niveles de colesterol, baja la presión arterial elevada, mejoran  y se estabilizan los niveles de azúcar, desaparece o reduce la apnea del sueño y los ronquidos, además de que el estado general de salud se ve mejorado notablemente, por lo que es posible que el paciente reduzca o deje de tomar varios de los medicamentos que tomaba antes de la cirugía.

Dr. Héctor M. Bernal
Cirugía Bariátrica y Metabólica