La cirugía de manga gástrica es un procedimiento quirúrgico muy efectivo para perder peso en aquellas personas que tienen obesidad mórbida por más de cinco años y que no han podido bajar de peso con ningún otro tipo de tratamiento más conservador, como son las dietas o el ejercicio.

Al ser una cirugía mayor, es necesario seguir todo un proceso para poder realizar la intervención quirúrgica, para ver si se es candidato para ésta, además de tomar todas las medidas necesarias para que en caso de que se realice el procedimiento sea de la manera más segura y exitosa.

El proceso para realizarse la cirugía de manga gástrica consiste en tres pasos principales que son los siguientes:

  1. El paso número uno para poder realizarse una cirugía de manga gástrica es acudir con el Médico Especialista para que realice una valoración del paciente, además de que realizará su historia clínica, le explicará los beneficios y los riesgos de realizarse el procedimiento quirúrgico, además de responder sus dudas.

 

  1. Una vez que la persona ha decidido realizarse la cirugía de manga gástrica, comienza el segundo paso, éste dura aproximadamente de tres a cuatro semanas y consiste en realizar los estudios de laboratorio que solicite el médico, además de acudir a algunas citas de psicología, nutrición, cardiología, endocrinología y cirugía bariátrica, esto con la finalidad de preparar al paciente para la intervención quirúrgica.

 

Los estudios que generalmente se requieren antes de realizarse la cirugía de manga gástrica son los siguientes: BH, TP, TTP, INR, perfil bioquímico SMA-24, TSH, EGO, grupo y RH, además de fracción beta en mujeres. Otros estudios que se pueden solicitar son los estudios radiológicos, entre estos se encuentra la tele de tórax, serie esófago gastro duodenal, ultrasonido hepato vesicular y en algunos pacientes endoscopía.

 

  1. Una vez transcurrido el periodo anterior, se realiza la cirugía de manga gástrica y se da seguimiento. Durante el primer año se realizarán varias consultas, por ejemplo, a la primera semana, después al mes, a los tres meses, a los seis meses, a los nueve y doce meses.

El ejemplo anterior de seguimiento, se da dependiendo de las condiciones de salud de cada paciente, ya que el médico utilizará su criterio para revisar al paciente cada que él lo considere necesario.

Dr. Héctor M. Bernal
Cirugía Bariátrica y Metabólica